Negocio de Vestidos

Telas para los vestidos

Todos los vestidos de alta costura se confeccionan con telas de gran calidad, no sólo a nivel visual sino también por sus texturas, su suavidad y su caída. De esta manera el modelo elegido para un vestido de bodas, de madrina o de noche se luce al máximo, creando una aureola de magia y confort inigualables. En Shop-dress.com ofrecemos una lista con las telas más utilizadas en la realización de vestidos impactantes para que puedas conocerlas y elegir junto a tu diseñador o diseñadora los tejidos más convenientes según el corte, tu contextura física, tu presupuesto y la época del año en que tendrá lugar la ocasión especial.

Seda: esta tela es una de las más empleadas en vestidos de novia y de noche por su gran cuerpo y suavidad. Se trata de un tejido originario de China que se obtiene a partir de los llamados gusanos de seda.

Satén o raso: es un tejido liso, fuerte, brillante y con cuerpo. Es una tela más económica que la seda pero realmente muy atractiva y de buena calidad. Además de la versión brillante, también hay satén mate. Se emplea mucho en la confección de vestidos de bodas porque no se arruga.

Satén de seda: es satén realizado en base a tejidos de seda. Se trata de una tela gruesa y de excelente calidad. Si bien es costosa, vale la pena realizar un vestido importante con ella, dado que resiste a las manchas y a las arrugas, además de generar un gran impacto visual.

Charmeuse: también denominada satén de fondo crepé, es satén de seda, una tela de peso medio, muy suave, reversible, brillante de un lado y crepé del otro. Tiene una excelente caída.

Shantung: se trata de una tela liviana cuya textura se parece a la seda natural. Generalmente se encuentra en color natural, marfil y crema. Del lado del revés es brillante. La principal ventaja de esta tela es que es de calidad y a la vez es accesible.

Brocado: es una tela de seda que se caracteriza por tener bordados en relieve, ya sea de hilos metálicos o de seda brillante. Los bordados forman figuras geométricas, florales y animales. Por su peso tiene una gran caída y es realmente muy elegante.

Terciopelo: se trata de una tradicional tela lujosa y sofisticada, que se caracteriza por su textura suave y cálida. Ideal para los vestidos de invierno.

Chifón: es un tejido muy suave realizado en base a seda, terciopelo, rayón o algodón. Es un excelente material para vestidos con varias capas.

Organza: esta tela es un tejido fino de hilos de seda, transparente y muy delicado. Por lo general se realizan sobre ella bordados de figuras florales. Hay distintas variedades de organza, tanto opaca como brillante y cristal. Suele emplearse para la parte del talle y de las mangas.

Gasa: también llamada muselina, esta tela es una seda delgada y transparente, con mucha caída. Por su delicadeza y vuelo la gasa suele utilizarse en la confección de volados, drapeados, faldas amplias y chales.

Tul: el tul es una tela muy fina y con gran vuelo, realizada en base a seda, algodón o fibra sintética. Ideal para las faldas amplias en varias capas y para los velos.

Encaje: una de las telas más elegantes, el encaje es un tejido realizado con hilos de seda, de lino, de algodón, de oro o de plata entramados. Existen diversos encajes: el Chantilly presenta figuras florales, el Soutache es un encaje con relieve hecho con cordón de seda y el Guipure es un encaje grueso bordado sobre tul con pedrería y perlas.