Negocio de Vestidos

Tipos de vestidos de novia

¿Estás a punto de casarte? ¿No sabes qué vestido elegir? En Shop-dress.com te ofrecemos una guía simple y completa sobre los principales modelos de vestidos de novia, como así también consejos para elegir el mejor vestido según tu cuerpo. Actualmente existe una cantidad infinita de estilos, telas y colores posibles para brillar en una boda, por ello es necesario contar con una orientación precisa para hacer más sencilla la elección de una prenda tan importante. Los dos criterios principales al momento de seleccionar tu vestido son gusto personal y comodidad. Recuerda que más allá de lo que veas en revistas de modas y desfiles, es preciso adaptar los deseos a las posibilidades reales de concreción y a los tipos de cuerpos reales. Te presentamos los distintos aspectos a considerar en un vestido de novia y algunas de las variables posibles.

Siluetas

Para comenzar debes elegir el tipo de corte o silueta que deseas para tu vestido de boda. Aún cuando los modelos y diseños son infinitos y varían de temporada en temporada, existen unos pocos estilos generales que perduran a lo largo del tiempo. Principalmente podemos distinguir dos estilos básicos: los vestidos acampanados y los vestidos más ceñidos al cuerpo.

Vestido de fiesta: es el vestido de boda tradicional, tal como el que utiliza Cenicienta, Blancanieves o la Bella Durmiente. Es ajustado al torso y tiene un frunce a partir del talle, después del cual emerge una falda acampanada y armada. Ideal para novias románticas y fantasiosas.

Princesa: la falda de este vestido comienza en la cintura y se caracteriza por presentar paneles en sentido vertical. Es un vestido ceñido al cuerpo, ideal para las mujeres románticas, imaginativas y voladoras.

Línea A: se trata de un vestido sin un talle definido, es ajustado al torso y tiene una falda que se aparta de la cintura hacia abajo. Ideal para novias elegantes, sobrias y de bajo perfil.

Imperio: este es un vestido sin un talle definido, que se caracteriza por presentar la falda después de la sisa. Perfecto para novias sofisticadas, simples y majestuosas.

Sirena, envolvente o recto: se trata de un vestido de novia moderno, recto y muy pegado al cuerpo. Tanto la parte superior como la falda destacan con sensualidad y simplicidad las formas del cuerpo.

Escotes

Aquí describimos los tipos más famosos de escotes para vestidos de novia. La elección del escote siempre deberá ser coherente con el tipo de corte elegido y también con el busto y espalda de la novia. Es importante elegir el escote adecuado ya que en un vestido largo es la parte que da un toque sexy a la mujer, más allá de su estilo. El torso, el busto y la espalda son partes realmente encantadoras y por ello deben quedar resaltadas con delicadeza y armonía. Puedes probar estos distintos escotes:

Palabra de honor: es un escote amplio, que deja los hombros al descubierto. También se lo denomina escote ojal por su forma. Es muy empleado en vestidos de novia dado que es formal, atractivo y aplicable a los distintos tipos de siluetas.

Bateau: también denominado Sabrina, se trata del escote que continúa la línea de la clavícula. Su simplicidad y elegancia lo hacen popular en el diseño de vestidos de boda.

Sin espalda: también llamado cuello halter, este modelo no tiene mangas y se sujeta detrás del cuello, dejando hombros, brazos y espalda libres. Es a la vez muy sensual y refinado, ideal para una novia sexy, moderna e imponente.

Barco: este escote es abierto, marca una línea recta de un hombro a otro por delante y por la espalda. Derrocha sensualidad dado que deja los hombros al descubierto, pero es, al mismo tiempo, discreto.

Cuello alto: también llamado de cisne, es un modelo ideal para una boda invernal, dado que la tela recubre todo el cuello. Todo el torso queda cubierto y la línea del cuello queda resaltada con gran elegancia. Por lo general se eligen telas delicadas, tales como encajes, o ricos bordados para destacar con sobriedad toda la sensualidad de la novia.

Retrato: este es otro de los escotes en los que los hombros quedan visibles. La tela los rodea a modo de chal, enmarcándolos. Es un escote formal y sofisticado, para una novia de presencia fuerte y discreta.

Corazón: este escote se inicia en los hombros y forma un corazón al llegar a la línea del busto. Es un modelo romántico y principesco, ideal para ser combinado con una silueta de fiesta o de princesa.

Scoop: este escote tiene la forma de una U, lo cual lo vuelve simple pero a la vez sensual, ya que se insinúa la línea del busto.

Tank: este escote también tiene la forma de una U, pero no incluye mangas.

Breteles spaghetti: en este caso, los breteles delgados destacan el escote y resaltan el busto, de una manera delicada y seductora. Ideal para un vestido a usar en una boda veraniega.

Cuadrado: también llamado francés, este escote es rectangular o cuadrado pegado al busto. Generalmente es empleado con vestidos de corte imperio. Es el escote indicado para una novia con carácter y fortaleza.

Strapless: este es uno de los escotes más populares para los distintos modelos de vestidos de novia, ya sean rectos, corte princesa o de línea A. Deja completamente al descubierto los hombros, el cuello y parte de la espalda alta. Este escote puede adoptar distintas formas, es decir, puede ser redondeado, en pico o en forma de corazón. Muchas veces se acompaña con un chal.

Cuello en V: se trata de un escote con la forma de la letra V, es simple y a la vez sexy. Es elegido frecuentemente porque estiliza y marca la figura curvilínea de la mujer.

Escote de hombros caídos: en este escote la tela cae sobre los hombros rectamente. Queda al descubierto el cuello y la parte superior del talle. Se sostiene a los hombros mediante elástico o con una tela rígida. Es muy elegante y sensual, aunque a veces resulta incómodo para moverse con libertad.

Ilusión: se trata de un escote profundo y osado, pero cubierto hasta el cuello con tul, encaje, organza, red ilusión o cualquier tela delicada y delgada. Es muy común en los vestidos de novia, dado que es sexy y discreto a la vez.

Redondo: también llamado de caja, este escote ajustado forma una curva cerrada que rodea el cuello o a veces el comienzo del busto. Es un escote popular en los diseños dado que se puede combinar con diferentes tipos de cortes. Además, es cómodo, sencillo y elegante.

Mangas

Otro de los elementos que componen un vestido de novia son las mangas. Existen muchas variedades, de entre las cuales presentamos las más utilizadas por los diseñadores, por su comodidad y su distinción. La elección del tipo de mangas es vital ya que en un vestido largo los brazos son una de las partes que más resaltan. Por este motivo debe seleccionarse la manga que mejor estilice los brazos de la novia, la manga que los vuelva delicados y sensuales.

Según el largo de las mangas estas se clasifican de la siguiente manera:

Sin mangas: los brazos quedan totalmente descubiertos, explotando la sensualidad del cuello y los hombros.

Mangas casquillo: estas mangas apenas cubren los hombros. Crean un estilo oriental y muy seductor.

Mangas cortas: cubren la parte superior de los brazos, hasta antes del codo. Son delicadas, elegantes y tradicionales.

Mangas ¾: el largo de estas mangas queda en la mitad entre el codo y la muñeca. Se emplean en diseños sofisticados, especialmente para vestidos de media estación.

Mangas largas: son mangas ajustadas que cubren por completo los brazos, hasta las muñecas. Muchas veces continúan formando una especie de guante que cubre parte de la mano. Indicadas en vestidos de invierno, son elegantes y cómodas.

Existen otros tipos de mangas, de acuerdo con su estilo de diseño, tales como:

Mangas caídas: estas caen desde los hombros sin ninguna costura.

Mangas jamón: llevan este nombre por su forma, dado que en la parte superior del brazo son parecidas a globos y luego, desde el codo hasta la muñeca la tela es ajustada.

Mangas farol: también llevan este nombre por su formato, ya que son redondas e infladas en la parte superior de los brazos, y ajustadas al llegar al codo.

Mangas japonesas: estas mangas parten de la cintura y forman una capa, con el mejor estilo oriental de un kimono.

Cinturas

Un vestido de novia cambia enormemente según la cintura que tenga. ¿Quieres conocer las distintas opciones? Pues entonces echa un vistazo a la lista que sigue a continuación:

Cintura natural: en este caso el modelo sigue la línea de la cintura.

Cintura caída: a diferencia del anterior, este modelo va por debajo de la cintura, llegando hasta la cadera.

Cintura vasca: este modelo comienza debajo de la cintura y en el centro del vestido forma una V.

Cintura imperio: en este caso la cintura comienza debajo de la sisa.

Colas

Esta es, con total seguridad, la parte más distintiva del vestido de novia, ya que no se encuentra en ningún otro tipo de vestido. Cuando tú sueñas con tu boda y la vestimenta para ese día tan especial, probablemente te imaginas arrastrando una bella cola en la Iglesia o en la fiesta. Es el símbolo por excelencia de la novia a través de los años. En el mundo de la moda y la alta costura las colas se clasifican según su longitud. Te presentamos los principales tipos de colas para que puedas ir decidiendo cuál elegir para ti:

Cola barrido: es la cola más corta, apenas toca el suelo y sólo es un poco más larga que el vestido. Mide aproximadamente entre 8’’ y 12’’ de largo. Es ideal para un vestido discreto y simple.

Cola corte: esta cola mide cerca de 36’’ a partir de la cintura. Es una cola empleada con frecuencia por las novias.

Cola capilla: esta cola tiene una longitud de aproximadamente 48’’ a partir de la cintura.

Cola semi-catedral: en este caso la cola mide entre 42’’ y 54’’ desde la cintura.

Cola catedral: se trata de una cola sofisticada y elegante que tiene una longitud aproximada de 108’’ desde la cintura.

Cola real: es la cola más larga de todas y es utilizada en los vestidos de bodas de la realeza. Mide como mínimo 108’’ a partir de la cintura. Provoca un alto impacto y destila majestuosidad.

Velos

Si bien los velos pertenecen a los accesorios, los incluimos aquí dado que son junto con la cola otro de los rasgos distintivos del vestido de novia. El velo está lleno de magia y simboliza la pureza de la novia ante el novio, por ello es de gran importancia. Al igual que las colas, los velos se clasifican según su longitud:

Velo corto: es un velo de poca longitud que finaliza antes de llegar a los hombros.

Velo blusher: este velo toca los hombros y suele tener 27’’ de largo.

Velo largo hasta el codo: también llamado largo hasta la cintura, es un velo cuya longitud varía según la estatura de cada mujer. Generalmente tiene 30’’ de largo.

Velo largo hasta los dedos de la mano: tal como lo indica su nombre, este velo debe llegar a la punta de los dedos, debajo de la cintura. Según la estatura de cada mujer su largo varía entre las 35’’ y las 50’’.

Velo capilla: este tipo de velo debe llegar hasta el piso, por ello su longitud depende de la estatura de cada novia.

Velo catedral: se trata del velo más largo, tiene por lo menos 108’’ de longitud y lo utilizan las novias de la realeza.