Negocio de Vestidos

Vestidos de madrinas y damas de honor

En una ocasión tan importante como una boda la novia tiene el protagonismo, pero también son fundamentales la figura de la madrina y de las damas de honor. La novia es el centro de todas las miradas y con ella, sus acompañantes. La tradición nupcial varía según los diferentes países, y por ello en algunas bodas podemos encontrarnos con madrinas y en otras con damas de honor. El rol de la madrina está quizás más instalado en la cultura occidental desde largo tiempo atrás, pero actualmente se está imponiendo en toda América y en Europa especialmente la costumbre anglosajona de las damas de honor, un grupo de amigas seleccionadas por la futura esposa. En muchos casos se combinan ambas tradiciones en una misma celebración, como producto de las interrelaciones culturales propias de un mundo globalizado.

Cualquiera sea el caso, lo importante es saber que estas mujeres elegidas por la novia tienen una función simbólica especial y que, por ello, deben lucir grandiosamente. Elegir el mejor vestido para una celebración nupcial no es tarea sencilla, ya que los vestidos de madrinas y damas de honor deben ser a la vez atractivos, elegantes y glamorosos, pero también menos llamativos que el de la novia. Aquí en Shop-dress.com ofrecemos una guía para que sepas qué tipo de vestido comprar si has sido elegida como acompañante en una boda.

Vestidos de madrinas

La madrina es la figura femenina más destacada después de la novia. Es elegida no sólo por ser una mujer muy querida por la novia, sino también para ayudar a esta en todos los preparativos y desarrollo de la ceremonia nupcial. Si tú has sido elegida madrina, debes saber que quien lo hizo te quiere mucho y confía plenamente en ti, de modo que debes sentirte orgullosa de tu rol en la boda. Acompañarás al novio al entrar a la Iglesia, te ocuparás de los detalles organizativos previos y hasta podrás ser garantía legal del casamiento.

Por todo esto, el vestido de la madrina debe destacarse respecto del de las demás invitadas, pero sin superar el atractivo del vestido de la novia. Es recomendable elegir un diseño simple y lo que es fundamental, hay que optar por un vestido que no sea blanco, ni gris claro, ni color crema, ya que estos colores pertenecen simbólicamente a la novia. Si la boda se realiza durante el día la madrina puede lucir un vestido corto, aunque sin apelar a una minifalda exagerada. Es recomendable elegir tonos pastel, claros o neutros, combinados con detalles en colores más fuertes en los accesorios. Por su función especial, la madrina, a diferencia de las demás invitadas, puede optar por un vestido largo en una boda diurna. En una boda a celebrarse durante la noche se hace imprescindible que todas las invitadas, incluida la madrina, lleven vestido largo. Las posibilidades cromáticas son más osadas y llamativas: puedes elegir entre bronces, negros y rojos, por ejemplo.

Vestidos de damas de honor

Las damas de honor son un grupo de mujeres elegidas por la novia para acompañarla en la boda. Según la tradición inglesa de hace muchos años atrás, el cortejo de la novia debía originalmente estar conformado por un grupo de mujeres vestidas del mismo modo que la novia. Esta costumbre se debía a una creencia muy extendida entonces: las damas de honor, parecidas a la novia, protegían a los desposados de los espíritus malignos, ya que los confundían. Con el correr de los años la tradición fue modificándose, dejando a la novia el lugar protagónico y estableciendo que las damas de honor deben vestirse de manera similar entre sí.

La novia se encarga de elegir un grupo de aproximadamente cinco amigas o familiares que oficiarán de damas de honor. Además de esta elección, la novia decide en líneas generales cómo desea que estén vestidas. Si comprar un vestido de novia, de madrina o de noche es complicado porque hay que tener en cuenta el estilo propio, el cuerpo de cada una y el presupuesto, la tarea de comprar vestidos para las damas de honor tiene algunas complicaciones extras. El principal problema es hallar un modelo y un color con el que estén de acuerdo todas las damas, ya que cada una tendrá un cuerpo y una personalidad diferente. De todos modos, ¡no hay que desesperar! La novia junto con un diseñador o diseñadora puede lograr el acuerdo. Existen distintas opciones para armonizar la vestimenta de estas mujeres tan especiales el día de la boda:

Un mismo modelo y colores diferentes: la novia puede elegir algunos modelos posibles para las damas y dejar que ellas se pongan de acuerdo en el vestido que mejor les quede a todas. Una buena idea es que las damas lleven el mismo vestido en diferentes colores, compatibles entre sí y de acuerdo a los gustos de cada una. Para lograr este equilibrio, nada mejor que consultar con los diseñadores.

Los mismos colores y modelos distintos: otra posibilidad es que la novia seleccione el color deseado para las damas de honor y que luego cada una opte por el tipo de vestido más acorde a su cuerpo y estilo personal. Es importante que todas compren un vestido del mismo largo, para mantener cierta homogeneidad.

Un mismo tejido y modelos y colores distintos: otra opción más libre aún es determinar solo la misma tela para todos los vestidos, pero dejar que cada dama seleccione el modelo y el color según sus gustos. En este caso es casi indispensable el asesoramiento de un diseñador o diseñadora, porque es la persona que garantiza la armonía en el grupo de damas de honor.

Los mismos accesorios: la posibilidad más libre es aquella por la cual las damas de honor pueden elegir modelo, color y tela, pero deben llevar todas un mismo accesorio, tal como una faja, un chal o un lazo. Nuevamente, es recomendable el consejo de los especialistas, para evitar que el cortejo sea inarmónico.

Por otra parte, cabe decir que para las bodas diurnas las damas de honor deben llevar vestidos cortos (a la rodilla, tres cuartos o tobilleros), mientras que en las bodas celebradas por la noche deben lucir vestidos largos.