Negocio de Vestidos

Vestidos de noche

¿Te espera una noche especial en poco tiempo y no sabes qué vestido comprar? Pues has llegado al sitio web indicado, en el que podrás encontrar la información que necesitas para tener una idea más clara sobre los vestidos de noche. La elección del vestido para una fiesta, una graduación, un cocktail o una gala no es fácil, ya que debes considerar no sólo tus gustos personales en materia de modas, sino también las características de tu cuerpo. Sólo así podrás lucir realmente hermosa e impactar a todos de inmediato. Con el vestido adecuado te sentirás una reina durante toda la noche y el recuerdo de una ocasión tan especial quedará grabado por siempre en tu recuerdo.

Para comprar el vestido de noche perfecto, es decir, aquel con el estilo y el color adecuados, tienes que tener en cuenta por una parte, el grado de formalidad de la ocasión y, por otra, tu tipo de cuerpo. En cuanto a la formalidad, un cocktail, una graduación escolar, un cumpleaños o un aniversario no son eventos demasiado formales, por lo cual tienes más libertad para elegir estilos, largos, colores y accesorios. En cambio una reunión empresarial, un encuentro de alto nivel gubernamental, militar o científico o una graduación universitaria son ocasiones de mayor formalidad, por lo cual es preciso elegir un vestido largo verdaderamente refinado.

Con respecto al cuerpo, es importante que sepas reconocer con realismo cuáles son tus defectos y tus virtudes, para ocultar los primeros y destacar las segundas. Una íntima amiga u otra persona cercana, una buena vendedora, una diseñadora, pero principalmente tú misma podrán decidir qué vestido es más adecuado para tu figura. Para saber más sobre los vestidos convenientes a cada cuerpo te invitamos a leer el enlace llamado “El mejor vestido de novia según cada cuerpo”. Allí encontrarás consejos útiles aplicables también para los vestidos de noche.

Dentro de la vestimenta formal para eventos importantes existen diferentes clasificaciones según el nivel de formalidad de estos. Más allá de los múltiples nombres que reciben los vestidos para cada ocasión, aún es posible hacer una gran distinción entre “vestidos largos” (“ball gowns”) y “vestidos de cocktail” (“cocktail gowns”):

Vestidos largos: son los vestidos de mayor formalidad, aquellos que se usan en situaciones sociales muy importantes y distinguidas. Muchas veces las invitaciones a estos eventos exigen ir “de corbata blanca” (“white tie”), lo que significa, para las mujeres, que deben llevar un vestido de este tipo. Como su nombre lo indica, estos vestidos tienen una falda que llega al menos hasta los tobillos, tienen un corte de gran calidad y están confeccionados con telas lujosas, tales como la seda o el terciopelo. Por lo general se usan con estolas o capas muy atractivas y delicadas, joyas de lujo, guantes largos y carteras con forma de sobre.

Vestidos de cocktail: se trata de vestidos cortos (desde arriba de la rodilla hasta antes del tobillo) para ocasiones especiales pero semi-formales (llamadas muchas veces “de corbata negra”, “black tie”). Son menos lujosos que los vestidos largos y se usan con mayor frecuencia. El más famoso y clásico de estas prendas es el vestido negro corto. Su popularidad se debe a que es muy elegante, simple, fácilmente combinable con accesorios y muy versátil para los distintos cuerpos.

Por otra parte, en Shop-dress.com apuntamos algunos de los estilos clásicos e imperecederos de vestidos de noche para que puedas echarles un vistazo y empezar a elegir la mejor prenda.

Vestidos halter: estos vestidos son a la vez formales y sensuales, por lo cual también representan una excelente opción para una noche especial. Un vestido largo de este estilo hace que una mujer luzca realmente increíble y sofisticada. Es muy recomendable para eventos formales, en tanto es un modelo discreto y al mismo tiempo, sensual. Ideal para estilizar la figura, acentuar el torso y para disimular caderas y piernas anchas.

Vestidos con hombros al descubierto: son prendas de gran sensualidad y elegancia. Hacen visible el cuello, el pecho y parte de la espalda, por eso es indispensable que la mujer que elija un vestido así cuente con una armoniosa parte superior, así como también con una piel cuidada. Un collar o una gargantilla son complementos excelentes para acentuar la sofisticación de estos vestidos.

Vestidos tubo, sirena o rectos: también son muy populares entre los vestidos de noche, dado que combinan simplicidad, sensualidad y distinción. Es ideal para cuerpos proporcionados, más allá del peso, dado que destaca las formas corporales de modo simple.

Los tipos de vestidos mencionados pueden enriquecerse con bordados de lentejuelas, pedrería, pieles sintéticas, pinturas artesanales, perlas, encajes, tules, gasas y todos aquellos elementos que destacan el cuerpo femenino. En cuanto a los colores, si bien el negro es el color más utilizado en vestidos de noche, las últimas tendencias de la moda han propuesto también otros colores: dorado, plateado, acero u otros metalizados, como así también turquesa, fucsia y demás colores fuertes.